Consejos para curar el mate

Hay disponible en el mercado una amplia variedad de mates, de materiales muy diversos. madera, calabaza y hasta silicona. Algos recipientes hechos con a calabaza o la  madera se deben curar antes de usarse, requieren ser curados para asegurarnos que duren más y se mantengan limpios.

Mate de calabaza:
Se llena el recipiente con yerba usada y se la humedece, dejándola uno o dos días, esto afloja los hollejos que se retiran raspando con una cuchara pequeña.
A las 24 horas se debe vaciar y raspar la calabaza con una cuchara pequeña para retirar todo el hollejo.
Este proceso debe repetirse por 4 ó 5 días consecutivos.

Mate dulce:
El proceso para curar un mate que se utilizará para mate dulce es diferente, ya que se le debe agregar tres cucharadas de azúcar impalpable y una brasa encendida, continuando luego con el proceso descrito.

Mate de madera:
Una de las maneras más populares es untar el mate de madera con una capa de aceite o manteca, para sellar sus poros y alargar su vida.
Otra técnica para curarlo es lavarlo y llenarlo con yerba húmeda (usada de la última cebada de un mate viejo) e ir mojándolo constantemente con agua tibia, sin permitir que se seque en ningún momento.

Este proceso se lleva a cabo durante 24 horas, o incluso se puede cambiar la yerba y repetir la operación durante varios días.